Tanto el  pintado como el galvanizado son acabados que se pueden aplicar al acero para mayor protección o estética. Es importante conocer las ventajas y diferencias que tienen estos procesos para poder elegir el tratamiento que se adapte mejor a las necesidades de la construcción. Una de las razones principales por la que es necesaria la consideración algún acabado en el acero, es la corrosión, que son un conjunto de alteraciones físicas y químicas que se dan en el material a causa de factores naturales en el ambiente. De igual manera el acabado puede ser considerado en caso de necesitar cierta estética y durabilidad. 

 

¿Acero galvanizado o pintado?

Esta decisión depende 100% de las necesidades y funciones que se le darán al producto. Para elegir el proceso al que se someterá la lámina las ventajas de cada recubrimiento deben de ser claras y consideradas para que su aplicación sea óptima y efectiva. 

 

Galvanizado

Galvanizada

El acero galvanizado se obtiene de un proceso en el cual se le da un recubrimiento de ZINC a la lámina. Esta capa añadida de Zinc no solo es una “película” sino que gracias a sus propiedades, el acero y este material tienen una unión metalúrgica creando una aleación. De esta forma el acero se vulve altamente resistente. 

Este proceso se puede llevar a cabo de tres formas diferentes, existe variación solo en precio y vida del material: 

  • Galvanización continua en caliente
  • Glavanización por inmersión caliente en cubas
  • Electrocincado continuo

Las ventajas del galvanizado que  obtiene el acero afectan directamente a la durabilidad de un producto y a la resistencia que tendrá: 

  • No necesita matenimiento
  • Protección integral de las piezas, interior y exterior.
  • Máxima durabilidad.
  • Tiene 3 protecciones: Barrera física, protección electroquímica (con el propio óxido de zinc) y autocurrado (como reacción química del propio material).
  • Un acero galvanizado puede durar más de 30 años en un ambiente normal (no altamente corrosivo) y sin mantenimiento. 
  • Protección versátil y económica.

Pintado o Pintro

Lámina pintro

El recubrimiento pintado, es de igual forma un método para proteger a la lámina de la corrosión, aumentándo que se verá estético. Se puede aplicar en lámina lisa o acanalada. Sus principales usos se dan en, techos de naves industriales, bodegas y estructuras en las que se requiera de una no muy alta fuerza estructural. La lámina pintro también es galvanizada pero esta tiene un acabado estético que brinda otras ventajas importantes. Algunas de las principales razones por las que es utilizado: 

  • Estética.
  • Reduce el calor en interiores ya que la pintura refleja la luz. 
  • Puede ser tambien utilizada en escuelas, dormitorios, centros de salud, etc. 
  • Alta resistencia a la corrosión (con mantenimiento adecuado). 
  • Maleable, ligera y resistente.
  • Instalación rápida SOLO por profesionales. 

¡En ACEROFORM contamos con asesoría de profesionales! ¡Si tienes alguna pregunta no dudes en concontactarnos!

 

 

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 5 / 5. Vote count: 1

No votes so far! Be the first to rate this post.