¿Qué es el asbesto?

El asbesto, también conocido como amianto, es la denominación genérica que recibe un grupo de seis minerales metamórficos de fibra, compuestos por silicatos de doble cadena. En términos industriales, una fibra es definida como una partícula que tiene más de 5 micrómetros de longitud y que tiene una relación de largo ancho de, por lo menos 3 unidades a una.

Los asbestos tienen fibras resistentes, largas y con la suficiente flexibilidad que les permite separarse o entrelazarse. Entre las propiedades de este material se encuentra la resistencia a altas temperaturas, pudiéndose considerar como un excelente aislante térmico.

Según las propiedades químicas y físicas, hay dos principales grupos de asbesto: serpentina y anfíbol. El asbesto serpentina se caracteriza por poseer fibras que son flexibles, largas y curvas, estas fibras pueden tejerse juntas. Uno de los principales asbestos serpentina es el crisotilo o asbesto blanco que es el principal tipo de asbesto que se utiliza en la fabricación de objetos.

El anfíbol tiene fibras que son rectas y rígidas que son, por lo general, quebradizas con forma de aguja o varilla, lo que hace muy limitado su uso comercial, entre los asbestos anfíbol se encuentran el amianto azul, el amianto marrón, la actinolita, la antofilita y la tremolita.

El asbesto se halla en grandes depósitos formados de manera natural, de donde se extrae, pero también se obtiene como subproducto de la extracción de otros materiales, como los depósitos de crisolito, vermiculita o talco en donde es posible encontrar amianto tremolita. Pero es importante recalcar que todos los tipos de asbesto son resistentes al calor, al fuego directo y a la degradación química y orgánica.

Este material fibroso no se disuelve en el agua ni se evapora; sus propiedades hacen que las fibras de asbesto no se quemen, no sufran reacciones significativas ante la exposición a la mayoría de los productos físicos y no se degradan ostensiblemente ante las inclemencias del medio ambiente.

Además de estas características, otras cualidades que hicieron del asbesto un material muy rentable comercialmente hablando, tales como su resistencia a la tracción, su uso como aislamiento térmico, eléctrico y acústico y su capacidad de absorción.

¿Para qué sirve el asbesto?

Debido a las características de este material, se emplea mucho en la fabricación de una amplia gama de productos fabricados, especialmente en materiales utilizados en la industria de la construcción como recubrimientos de tejados, baldosas y azulejos, productos de cemento con asbesto, también en productos de fricción en la industria automotriz como embrague para autos, frenos y componentes para la transmisión.

También ha sido utilizado para la obtención de materias textiles resistentes a altas temperaturas, en la industria del envasado, el embalaje y en la fabricación de revestimientos, así como para equipos de protección personal, la fabricación de pinturas y productos de vermiculita.

Productos de asbesto

A lo largo de los años, los asbestos se han utilizado para realizar una gran variedad de productos como:

  • Adhesivos de asbesto. Sellador de techos, recubrimiento para tuberías, cinta adhesiva, cemento para horno, pegamento para pisos, paneles de pared, tejas de techo y accesorios para interiores.
  • Masillas y mezcla de asbesto para construcción.
  • Conectores de conductos.
  • Componentes eléctricos de asbesto. Paneles ebonizados, blindaje eléctrico, bases de cemento moldeado, papel protector de flash, aislamiento de cables, envoltura de cables.
  • Fieltro de asbesto.
  • Equipo de bombero, papel alquitranado, pintura y protección contra incendios.
  • Aislamiento de relleno suelto, envoltura de tubería, aislamiento de bloque, baldosas acústicas y aislamiento en aerosol.
  • Plásticos de asbesto para herramientas, utensilios de cocina, electrodomésticos y vehículos.
  • Láminas de asbesto. Láminas corrugadas, láminas planas, paneles de yeso, tejas y revestimiento para techos.

Consecuencia de usar asbesto

El asbesto representa un peligro para la salud de los seres humanos ampliamente conocido. La inhalación de las fibras de asbesto puede llevar a una serie de consecuencias médicas por afecciones pulmonares.

A principios de la década de 2000, los productos de asbesto comenzaron a prohibirse en países de amplio desarrollo, el uso total de productos de asbesto fue prohibido en la Unión Europea en 2005.

Es tal la cantidad de afecciones relacionadas con la inhalación de partículas de asbesto que, incluso, existe un padecimiento conocido como asbestosis que se refiere al alojamiento de las fibras de asbesto en distintos órganos del ser humano, especialmente los pulmones.

La exposición prolongada a productos fabricados con asbesto hace a las personas proclives a padecer afecciones relacionadas con la volatilidad de las fibras de este material, pues el organismo no es capaz de asimilar estas partículas por lo que se van almacenando en el cuerpo, convirtiéndose en en un factor cancerígeno altamente peligroso.

Desventajas de usar láminas de asbesto

Los productos fabricados a partir del asbesto están prohibidos en muchos países y, en general, su uso se encuentra muy restringido por lo que comercialmente no es un material rentable en la actualidad.

Son conocidas las consecuencias que el asbesto puede traer a la salud de quienes se encuentren expuestos a materiales de construcción con base de asbesto como lo pueden ser las láminas que con distintos usos se aplican en las construcciones.

A pesar de las múltiples ventajas que tiene el asbesto como material aislante y la relativa facilidad de obtener asbestos en depósitos naturales de gran extensión; los peligros para la salud de las personas rebasan, por mucho los beneficios que este material pueda ofrecer a una obra a largo plazo, por lo que es preferible optar por otras alternativas.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.