El material más común y el que posee más ventajas para la elaboración de bardas prefabricadas es el hormigón, también conocido como concreto. De hecho, son fáciles de instalar y representan una baja inversión financiera, en primera instancia veamos qué son.

¿Qué son las bardas prefabricadas?

También conocidas como muros modulares, son un sistema de pared independiente que se compone de diferentes partes, piezas o módulos que se unen para formar una estructura sólida que funciona como muro que divide espacios exteriores, tanto de un terreno del resto de la vía pública marcando los límites de una propiedad, como limitando superficies dentro de la misma.

La principal característica de las bardas prefabricadas consiste en que su ensamblaje se realiza en fábrica, y sólo requieren montarse de manera modular para instalarse en el terreno en el que serán utilizadas, lo cual le brinda una gran practicidad a este tipo de bardas, ahorrando tiempo y recursos a quienes las utilizan como parte de un proyecto o simplemente como barda de delimitación de un espacio.

Los paneles de los distintos materiales con los que se realizan, pueden cortarse a la medida para colocarse con facilidad en los perímetros en los que serán instalados, su colocación no requiere más que los soportes de tamaños predeterminados que facilitan su proceso de montaje.

¿Para qué sirven este tipo de bardas?

Las bardas prefabricadas sirven como delimitador de terrenos y propiedades, funcionan como separación de una superficie o distintos espacios de una construcción para brindarles protección al tiempo de que los aíslan de las zonas exteriores.

Pueden utilizarse como vallas de seguridad, otorgando protección a negocios, propiedades e instalaciones públicas, evitando que se vea desde el exterior todo aquello que sucede y lo que se encuentra dentro del terreno delimitado por estas bardas o vallas.

Uno de los usos más comunes para las bardas prefabricadas es la erección de muros de privacidad pues pueden funcionar como aislantes, hasta cierto punto del ruido exterior, cubrir totalmente la vista hacia el interior y exterior, dando una sensación de seguridad, aislamiento y privacidad a quienes se encuentren dentro del perímetro delimitado; independientemente del material con el que esté elaborada.

¿Cuáles son las principales aplicaciones de las bardas prefabricadas?

Son altamente demandadas para aplicaciones diversas tanto en la industria, como en la construcción pública, militar y residencial. Las múltiples ventajas y beneficios de este tipo de bardas las hace el material preferido por desarrolladores de proyectos para la delimitación de perímetros de terrenos e instalaciones de la más variada naturaleza.

Los servicios públicos y espacios comunitarios se ven beneficiados por las bardas prefabricadas al utilizarlas como valla perimetral de instalaciones estratégicas como plantas de electricidad, plantas de tratamiento de agua, centros de tratamiento de residuos, escuelas, parques, o cualquier otro espacio que requiera de protección de intrusos.

El desarrollo de un proyecto de construcción tiene entre sus necesidades sustantivas la protección del área de trabajo, para evitar la presencia de personas no autorizadas en la obra, entre otras razones, así como para impedir la entrada de vehículos o repeler el acceso de animales que puedan dañar las instalaciones. Las bardas prefabricadas, por su bajo costo, la practicidad para su montaje y la facilidad con la que pueden ser retiradas, representan la mejor opción para enfrentar este problema.

Principales materiales con las que están hechas las bardas prefabricadas

Es posible encontrarlas en el mercado elaboradas con distintos materiales, entre las más comunes están las bardas modulares prefabricadas con hormigón o concreto que se destacan entre otros materiales por su firmeza, su resistencia ante las inclemencias climáticas como la corrosión provocada por la lluvia y la humedad ambiental.

Las bardas prefabricadas de hormigón o concreto se encuentran en una amplia gama de modelos, medidas y acabados, son fáciles de instalar y su costo es relativamente bajo respecto a otros materiales para construir bardas.

Beneficios de este tipo de bardas

A diferencia de las bardas que se construyen desde cero, las bardas prefabricadas tienen requerimientos sencillos de instalación, cimentación y requieren de una inversión de tiempo realmente mínima en comparación con una barda que se levantará pieza a pieza, lo que reduce considerablemente los costos de una construcción, especialmente si sólo se realizará una barda perimetral para el arranque de un proyecto.

Estas bardas cuentan con todos los beneficios de los materiales que las constituyen, por ejemplo, las bardas de concreto prácticamente no requieren de mantenimiento, dadas las características de este material que presenta una alta resistencia a las adversidades climáticas en casi cualquier entorno.

Los distintos modelos y acabados en los que están disponibles, permiten adaptarse a cualquier proyecto e incluso brindar una vista estética en caso necesario, reduciendo los costos de realizar acabados lujosos que pueden ser otorgados por una barda de este tipo sin necesidad de mano de obra especializada que puede representar una onerosa inversión para un proyecto.

Uno de los beneficios más importantes de las bardas prefabricadas es su montaje sencillo y seguro, lo cual también implica la posibilidad de un desmontaje sencillo en caso de requerir ampliar el terreno o al momento de acabar el proyecto de construcción que la barda resguardaba.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.