La lámina galvanizada se obtiene de los talleres de fabricación donde se lleva a cabo el proceso de galvanización, el cual consiste en aplicar una capa protectora de zinc al acero o al hierro para proteger el metal y evitar la oxidación.

Este material es quizás una de las innovaciones más importantes del mundo moderno. Es seguro decir que, sin lámina galvanizada, el mundo moderno ni siquiera existiría, y todavía estaríamos viviendo en edificaciones de no más de diez pisos de altura o conduciendo por caminos empedrados en carros tirados por caballos.

Eso puede parecer una exageración, pero no lo es, puesto que este tipo de lámina se encuentra en casi todas las comodidades modernas de hoy, desde la construcción y las obras públicas hasta casi todos los aspectos de la industria automotriz.

¿Qué es una lámina galvanizada?

La lámina galvanizada es una hoja de metal formado por un proceso industrial en piezas delgadas y planas. Es una de las formas fundamentales utilizadas en el trabajo de metales y se puede cortar y doblar en una variedad de formas.

Los requisitos de las láminas y tiras (bobinas) de acero galvanizado simple y las láminas galvanizadas corrugadas deben cumplir con la norma IS 277: 2003. Las láminas de acero galvanizado cubiertas por esta norma están destinadas a utilizarse para fines tales como paneles, techos, formación de cerraduras, etc.

Aplicaciones de la lámina galvanizada

Las láminas galvanizadas se utilizan principalmente en la construcción, la industria ligera, la automoción, la agricultura, la ganadería y las industrias pesquera y comercial, electrodomésticos, industria del transporte.

La industria de la construcción se emplean principalmente para fabricar paneles de techos de edificios civiles e industriales anticorrosión, rejillas de techo, etc. Así mismo, la industria ligera las utiliza para fabricar carcasas de electrodomésticos, chimeneas civiles, utensilios de cocina, etc.

Dentro de la industria automotriz se usan principalmente para fabricar piezas resistentes a la corrosión para automóviles, etc. La agricultura, la ganadería y la pesca también les saca provecho para el almacenamiento y transporte de alimentos, herramientas de procesamiento congeladas para carne y productos del mar, etc.

El uso que les otorgan las industrias comerciales es como equipo de almacenamiento, transporte y embalaje de materiales. Por otro lado, también se emplean para la fabricación de electrodomésticos como frigoríficos, lavadoras, armario de distribución, aire acondicionado, microondas, ventiladores eléctricos, aspiradoras, etc.

Específicamente, la lámina galvanizada, tiene usos más comunes en:

  • Proyectos de construcción. Generalmente, el uso más común de las láminas de metal es para proyectos de construcción comercial. Sin embargo, los usos específicos de la lámina galvanizada incluyen la construcción de escaleras, marquesinas, pasamanos, mobiliario urbano, balcones, toldos, etc.
  • Electrónica. Las carcasas de las computadoras y los instrumentos de precisión están fabricados con recubrimiento de zinc porque es resistente a la humedad y al óxido.
  • Equipo de juegos. Los equipos de juego para niños, como los portabicicletas, los gimnasios y los columpios, están hechos de lámina galvanizada porque es resistente a la oxidación.
  • Transporte. Los automóviles y las aeronaves son grandes consumidores de acero galvanizado, ya que estas industrias lo utilizan para fabricar asientos, frenos de estacionamiento, campanas y guardabarros.

Beneficios del uso de láminas galvanizadas

Emplear este material dentro de cualquier proyecto de construcción trae consigo diversos beneficios y a continuación presentamos los más importantes:

  1. Menor costo que el acero inoxidable.
  2. Menos mantenimiento / Costo más bajo a largo plazo.
  3. Esperanza de vida larga.
  4. La duración y el rendimiento del revestimiento son fiables.
  5. Excelente resistencia al daño mecánico.
  6. Protección a pequeñas áreas de acero expuestas a daños.
  7. Ningún otro recubrimiento puede proporcionar la misma protección.
  8. Sin pérdida de tiempo en la preparación de superficies, pintura e inspección.

Techar con láminas galvanizadas

El techo de lámina galvanizada tradicional es una hoja corrugada de acero al carbono con un revestimiento galvanizado. El recubrimiento se crea sumergiendo la hoja recta en zinc fundido caliente. Los iones de zinc se unen a las moléculas de hierro del acero para crear un acabado brillante y resistente a la oxidación en su superficie.

Después de que el recubrimiento se endurece, la hoja se somete a un proceso de corrugado de conformado en frío , que dobla la hoja en patrones lineales paralelos. Estas “corrugaciones” le dan a la lámina más resistencia y estabilidad cuando se instala como techo.

La resistencia adicional a la corrosión de los techos elaborados con este tipo de lámina significa que los rayones, dobleces o bordes cortados no se oxidarán tan rápidamente, y también es una mejor opción en climas lluviosos y en aire salado.Por estas razones, los techos de lámina galvanizada  son mucho más populares.

Estos techos se utilizan principalmente para edificios agrícolas, donde el óxido es un problema menor y los costos deben mantenerse bajos. Los arquitectos que buscan un aspecto tradicional y oxidado en un edificio nuevo también pueden utilizar techos de metal galvanizado.

lámina losacero galvanizada

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.