El ámbito de la construcción se encuentra en constante innovación para cubrir las exigencias del mundo actual, pues las circunstancias del entorno en el que nos encontramos, como factores ambientales o materiales con los que se trabaja, pueden repercutir para bien o para mal en el cuidado de un inmueble. Los diferentes elementos constructivos deben elegirse e implementarse correctamente, de lo contrario la obra no será un lugar completamente seguro para las personas ni los bienes que se encuentren en él.

Hablando específicamente del techo, es necesario proteger adecuadamente la parte superior de la respectiva construcción con una cobertura que posea durabilidad y sea lo suficientemente resistente para soportar situaciones adversas. Existen muchos materiales que son utilizados para cumplir esa labor, incluso algunos de ellos son modificados o mejorados con el fin de ofrecer una mayor seguridad; entre ellos destaca un tipo de lámina muy utilizada gracias a sus ventajas. Nos referimos a la lámina pintro, la cual conoceremos más a detalle junto a sus diferentes aplicaciones.

¿Qué es la lámina pintro?

La lámina pintro obtiene su nombre al tratarse de una variante de lámina de acero en la que se aplica el acabado pintro, este tipo de acabado protege a la lámina para hacerla más duradera ante la corrosión y otros factores que la desgastan, todo esto con el valor agregado de que es una pintura que le otorga color al material, consiguiendo un resultado más estético a comparación de otros elementos.

Se trata de un tipo de lámina que ha ganado popularidad en el ámbito constructivo debido a que es una opción bastante económica y que le da un toque distinto al incorporar un recubrimiento de pintura previo; además es muy ligera, pero sin perder firmeza a la hora de colocarla en nuestro inmueble.

¿Para qué sirve la lámina pintro?

Su función principal es ejercer de cubierta o techo en las construcciones como cualquier otro tipo de lámina, la diferencia recae en que, gracias al acabado de la lámina pintro, nos aseguramos de que el material esté protegido contra la corrosión resultante de sustancias que lo afectan directamente.

De igual forma, el papel de la pintura pintro es fundamental ya que refleja de mejor manera los rayos del sol con los distintos colores que se pueden aplicar, reduciendo los niveles de calor al interior de la obra. Esta lámina se encuentra disponible de forma lisa o acanalada y no se corre el riesgo de desgaste o grietas en el acabado al poseer una gran flexibilidad.

Aplicaciones de este tipo de lámina

La lámina pintro es una elección que ofrece versatilidad por sus cualidades que la posicionan por encima de otros materiales, por lo tanto, sus aplicaciones son variadas, encontrándose en lugares donde se requieran componentes que faciliten el desagüe y garanticen la tranquilidad dentro del edificio sin desembolsar demasiados recursos.

Lugares como centros comerciales, escuelas, bodegas, casetas, fachadas o almacenes optan por este tipo de lámina debido a que es la mejor opción por sus características y el aspecto estético que otorga con los colores disponibles; igualmente se puede utilizar como cubierta de fijación expuesta en un gran número de estructuras.

Especificaciones de la lámina pintro

La instalación sencilla de la lámina pintro amplía su demanda en el mercado, por lo que está disponible en variedades de acabados, tamaños y calibres. El traslape transversal de estas láminas es de mínimo 200 milímetros, una longitud mínima de 244 centímetros y una máxima de 12 metros.

Su pendiente mínima es del 10% y su longitud máxima de vertiente es de 20 metros aproximadamente; los calibres disponibles normalmente son 20, 22, 24, 26 y 30 respectivamente.

En cuanto a sus colores, estos son los siguientes:

  • Azul Rey
  • Azul Militar Estándar
  • Blanco Estándar
  • Blanco Ultra
  • Rojo Janitzio
  • Arena Estándar
  • Gris Humo
  • Silver Poly

 

Ventajas de la lámina pintro

La ventaja principal de la lámina pintro es sin duda alguna su increíble resistencia, pues si bien la lámina por su cuenta es un material duradero, el recubrimiento de pintura pintro le otorga mayores ventajas a comparación de aquellas que no lo tienen; una de ellas es que no requiere de mantenimiento constante, llegando a ser incluso inexistente según los riesgos a los que esté expuesta.

Aunado a esto, su capacidad de durabilidad y flexibilidad le dan un mayor tiempo de vida útil, se puede adaptar a cualquier necesidad y no requiere de herramientas o sistemas especializados para ser colocada.

 

Desventajas lámina pintro

Por otro lado, la lámina pintro también tiene sus desventajas, como el hecho de que una vez que se instala ya no puede ser reinstalada en otro sitio, limitando su uso y teniendo que ser precisos a la hora de elegir dónde irá.

Otra desventaja es que, al ser un material metálico, genera una enorme cantidad de ruido cuando la lluvia o cualquier otro elemento cae constantemente en su superficie, para reducir esto se recomienda realizar una segunda capa de pintura impermeabilizante, así no habrá un gran incremento en la temperatura del inmueble y disminuirá la contaminación acústica.

Después de conocer un poco más acerca de la lámina pintro y de todas las aplicaciones que tiene, podrás saber si es el material que necesitas para tu edificio.

En Aceroform trabajamos láminas con acabado pintro de distintos tamaños y calibres, contáctanos y comienza a cotizar este increíble material.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.