¿Qué son los recubrimientos?

Un recubrimiento, también conocido como revestimiento, es una capa que se aplica a un objeto al que se le llama sustrato y que es parte de una construcción, paredes, vigas, techos, láminas y otras superficies de un proyecto son susceptibles a llevar recubrimientos.

Estos ayudan a proteger los materiales de los elementos climáticos, pero también del uso que cada tipo de construcción conlleva. Al igual que sus usos, se fabrican de distintos materiales y depende del sustrato al que se le aplicará y la utilización que se le dará para elegir el recubrimiento ideal.

Principales aplicaciones de los recubrimientos

Los recubrimientos tienen distintas funciones y propósitos, principalmente pueden cubrir dos aplicaciones: la funcional y la decorativa, en ambos casos, el recubrimiento brinda una protección al material al que se aplica.

Sin embargo, cuando se busca un propósito funcional, se requiere elegir un recubrimiento que proporcione el máximo resguardo a las superficies de las construcciones expuestas a los elementos, protegiéndolas de la corrosión y de otros efectos provocados por el uso y la exposición a los elementos naturales, especialmente a la intemperie.

Tipos de recubrimientos

Niquelado

El niquelado es un tipo de recubrimiento que se aplica generalmente a superficies de acero, zinc u otros metales brindándoles una capa protectora contra la oxidación, la corrosión, la abrasión y la erosión provocados por la exposición a la intemperie. El recubrimiento niquelado es también importante para acabados decorativos en donde se usa como capa intermedia para revestimientos de cromo.

Anodizado

El anodizado o anodización es un proceso que se utiliza para cambiar el acabado de una superficie de material durante el cual se le aplica una capa de protección artificial y adicional que se genera sobre un metal mediante un óxido. 

El anodizado puede aplicarse a superficies de metales como el titanio, el tantalio, el aluminio, el magnesio, el niobio y el zinc y se logra aplicando productos químicos o con electricidad. Cuando se trata de titanio, el anodizado se realiza a través de la acumulación de una capa de dióxido del mismo metal. 

Cromado

El cromado es un tipo de revestimiento que implica someter la superficie de algún objeto de plástico o de algún otro metal a la aplicación de una capa de distintos calibres de cromo. 

Este tipo de recubrimiento puede tener la distintas funciones, por un lado, puede ser netamente decorativa o también buscar que se le proporcione a la superficie una capa de resistencia ante la corrosión y otros fenómenos derivados de la exposición del objeto a los elementos, así como de brindarle mayor dureza en la superficie.

Cobrizado

Otro tipo de recubrimiento es el cobrizado que es un proceso durante el cual se aplica una capa de cobre directamente sobre la superficie de un objeto. Este recubrimiento se realiza con un baño electrolítico directamente sobre piezas de metal, principalmente acero. 

El cobrizado proporciona a los materiales a los que se aplica una mayor resistencia al desgaste, a la corrosión y a la oxidación. El cobrizado aumenta la conductividad de la electricidad, además de brindar una vista estética a los acabados y mejora la soldabilidad

Galvanizado

La galvanización es el proceso de recubrimiento de hierro o acero con una capa de zinc sumergiendo el metal en un baño de zinc fundido a una temperatura de alrededor de 450 ° C. El  proceso de galvanizado da un recubrimiento que brinda a los materiales sobre los que se aplica una resistencia mayor frente a los elementos y ante el uso. 

El galvanizado como recubrimiento se utiliza tanto para la fabricación de elementos de ingeniería dentro de una construcción, como para mobiliario externo y otro tipo de estructuras que pueden permanecer a la intemperie.

 

Zincado

El zincado es el tipo de recubrimiento que consiste en aplicar una capa de zinc sobre la superficie de un objeto metálico con la finalidad de protegerlo contra la corrosión, la oxidación y la abrasión causadas por la exposición a los elementos climáticos. Además, le brinda una gran calidad estética a las superficies sometidas a este proceso.

Pinturas

Recubrir una superficie con pinturas de distintos tipos es una forma muy sencilla de brindarle protección y vista a objetos y elementos constructivos de los más diversos materiales y para los más distintos usos.  La pintura, además de posibilitar aplicar el color que se desee, también puede aportar protección de distintos niveles a los objetos que utilicen pinturas como recubrimiento.

Lacas y Barnices

Las lacas y barnices son materiales con los cuales se puede dar una capa de recubrimiento prácticamente a cualquier tipo de superficie, de acuerdo a las necesidades específicas de los objetos o de los elementos de construcción en los que se vaya a aplicar ya sea laca o barniz, brindando una capa de protección que protege a las superficies factores climatológicos, además de ofrecer un elemento estético en donde se aplique.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.