El proceso de laminado consiste en ejercer cierta presión para la deformación volumétrica, en donde se busca minimizar el espesor inicial del material trabajado, todo esto por medio de la compresión de dos rodillos sobre el laminado a trabajar. 

En dicho proceso conocido como laminación, se modifican las formas comerciales de los perfiles en máquinas que tienen una presión continua. Este tipo de labor permite que salgan productos para el empleo directo de carriles y vigas de acero, mientras que para la producción de otros elementos se necesita de modificaciones adicionales, como es el caso de la chapa o alambre. 

¿Qué es el laminado?

El laminado se describe como un proceso en el cual se realiza una deformación plástica, en donde el material transita de modo continuo por medio de cilindros que crean fuerzas de compresión, dicha operación se puede llevar a cabo tanto en frío como en caliente.

¿Cómo es el proceso de laminado?

Para la obtención de un laminado con un espesor reducido, se hace uso de rodillos que tras girar en sentidos opuestos logran que el material anteriormente colocado entre ellos sea comprimido hasta lograr el rozamiento que se produce entre los rodillos y el metal del futuro laminado. 

Este tipo de labor donde se busca el desarrollo de un laminado precisan de una gran inversión de capital; debido a que los molinos necesitan ser especiales para que se origine una correcta producción de grandes cantidades de productos estándar como lo son las láminas, placas, etc.

Dentro de los procesos más comunes que se ejecutan para realizar los laminados se encuentra el caliente pues permite que haya una óptima deformación en el material. Este estilo de transformación a su vez le otorga propiedades isotrópicas, por lo cual las tensiones residuales quedan eliminadas durante el proceso de laminación.

El único inconveniente de ejecutar dicha acción a temperaturas altas es que el laminado no pueda mantenerse dentro de las tolerancias adecuadas, provocando que la superficie de la pieza quede impregnada por una capa de óxido muy característica de este proceso.

Tipos de laminado

Existen principalmente dos tipos de laminado a considerar: 

Laminado en caliente

Como bien se mencionó anteriormente, es una tarea donde se presiona el elemento por medio de unos rodillos especiales industriales que tienen como objetivo manipular todo el acero para darle forma del laminado, el cual toma dichas dimensiones de manera más fácil cuando se le ejecuta en temperaturas altas que llegan muy por encima de la  recristalización del material.

Esta transformación permite que los granos del elemento tomen forma en nuevos granos sin dislocaciones y el resultado termina en granos dúctiles que pueden ser laminados en el número de veces que se desee.

Las temperaturas para el laminado en donde se dan las aleaciones de aluminio y para aceros aleados son manipulados en temperaturas que van desde 0.3 y 0.5 veces mayor que la temperatura de fusión, esto permite que los grandes volúmenes del material se deformen y den paso a preformas que luego puedan ser procesadas de otro modo como es el caso del laminado en frío. 

Laminado en frío

A diferencia del laminado en caliente, el proceso de laminado en frío se lleva a cabo por debajo de la temperatura de recristalización, aquí se dan láminas y tiras con un acabado superficial mejor, ya que no existe la presencia de calamina el cual es un elemento metálico que puede tomar distintas aplicaciones, otorgándole tolerancias dimensionales y mejores propiedades mecánicas debidas al endurecimiento por deformación.

La tarea que se realiza  para el laminado en frío es fabricado bajo el proceso donde el acero es enfriado mientras se está laminando en un estado caliente, así se evita que haya enrollamientos que dificulten y se visibilicen en el resultado final.

Principales aplicaciones del laminado

De los procesos en donde más se utiliza el laminado es en la fabricación de los aceros, aluminio, cobre, magnesio, plomo, estaño, zinc, y sus aleaciones, en cada uno de estos metales que se usan en la  industria han pasado por una transformación de laminación antes de haber llegado a su etapa de  conformación, siendo la principal aplicación el laminado de acero.

Sin embargo, las siguientes también son conocidas por ser derivadas de este elemento:

  • Bobinas, hojas y tiras laminadas en caliente.
  • Productos prepintados y galvanizados.
  • Laminados comerciales y perfiles.
  • Barras de refuerzo.
  • Alambrón.
  • Secciones estructurales.

Cada una de estas estructuras de acero son productos planos que se logran crear a partir de planchas laminadas y mecanizadas en diferentes procesos para alcanzar la forma final deseada.

¡Ponte en contacto con nosotros o descarga nuestro catálogo para conocer los diferentes productos que tenemos disponibles!

  1. Venta de Láminas Acanaladas
  2. Venta de Láminas Acrílicas
  3. Venta de Láminas Galvanizadas
  4. Venta de Láminas Lisas
  5. Venta de Láminas Galvateja
  6. Rollos y Cintas
  7. Paneles Aislantes
  8. Reja de Acero
  9. Polínes
  10. Policarbonato Celular
  11. Bardas
  12. Galvacolor
  13. Pernos tipos Nelson

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 3 / 5. Vote count: 6

No votes so far! Be the first to rate this post.